Archivos para octubre, 2011

[vimeo http://www.vimeo.com/30715472 w=450&h=326]

 

Nada menos que 25 años después de que la “homosexualidad” fuera retirada de la biblia internacional de psiquiatría, el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM), la transexualidad y el travestismo siguen siendo clasificados como una enfermedad mental. Mientras existan diagnósticos como el “trastorno de identidad de género”, la “disforia de género” o el “fetichismo transvestista”, psicólogos y psiquiatras de todo el mundo seguirán imponiendo su patologizante punto de vista sobre quienes no encajamos en la foto en la que tratan de congelar nuestros cuerpos, nuestras palabras y nuestras identidades.

Ya lo han anunciado. La Asociación Americana de Psiquiatría (APA) mantendrá el “síndrome de disforia de género” en el DSM-V, cuya publicación se prevé para el año 2013. Por desgracia, las consecuencias del conservadurismo psiquiátrico no se limitan a lo que sucede en las consultas médicas. No se limita a que cualquier trans tenga que soportar la versión institucional del insulto al que se enfrenta en cualquier colegio, en cualquier empleo, en cualquier acera: estás enfermx. Los efectos de este manual sobre nuestras vidas son aún de mayor alcance: las legislaciones sobre los cambios registrales de nombre y sexo también se someten a los dictados de la APA. En el estado español, sin ir más lejos, se exige un diagnóstico conforme al DSM como requisito previo para acceder a los tratamientos hormonales o quirúrgicos de reasignación de género y al cambio registral de nombre y sexo. Por lo que a la injerencia en la política nacional se refiere, la APA es nuestro Fondo Monetario Internacional del Género, nuestro Banco Central Europeo del Sexo, nuestra Standard & Poor’s de la Identidad.

Los efectos de este diagnóstico y de la legislación que lo exige son muy claros. En tanto que enfermxs, lxs trans perdemos nuestra autonomía ante los equipos médicos que deberían estar a nuestro servicio. En las Unidades de Trastornos de Identidad de Género (UTIG) se inventan y ejercen nuevas formas de violencia sobre la población trans. Así, mediante el llamado Test o Experiencia de la Vida Real se invade nuestra vida personal para vigilar si nos amoldamos o no a las expectativas que sobre nuestros géneros tienen los equipos médicos que nos tratan. Nuestro modo de comportarnos en nuestros empleos, con nuestras familias, cada uno de nuestros gestos y de nuestras ropas serán valorados en función de lo que esta Policía del Género entiende que hace un “verdadero” hombre o una “verdadera” mujer. De su aprobación dependerá que nos consideren aptxs para pasar o no por sus mesas de operaciones.

No son médicos, no son psicólogos, no son psiquiatras. Son patrullas de vigilancia de las fronteras del género. Los Tests o Experiencias de la Vida Real a que se aplican en las UTIG son la versión genérica de los Tests de Convivencia para inmigrantes. Por eso, un año más, salimos a las calles: así como no queremos fronteras cerradas para la población migrante, no las queremos tampoco para lxs disidentes del género. El género no es el territorio privado de nadie. Nos rebelamos ante cualquiera que trate de imponer sus reglas sobre cómo debe comportarse, qué aspecto debe tener o qué significa identificarse como hombre, como mujer y/o como trans. Basta ya de nacionalismos del género. El género también es nuestro espacio público, nuestra calle, nuestro parque, nuestra plaza. Vamos a dónde queremos y cuando queremos porque el género es, ha sido y por supuesto será, también, lo que nosotrxs hagamos con él.

Cambiar la legislación no borrará de un plumazo la transfobia que muchxs soportamos en las calles, en nuestros barrios, en nuestros pueblos, en nuestras ciudades, en nuestros empleos y en nuestras familias. Pero si hay que luchar, si hay que seguir luchando, queremos que sea, por fin, en igualdad de condiciones. Exigimos un cambio en la ley que permita el cambio registral de nombre y sexo sin diagnósticos de ningún tipo. Queremos médicos y psicólogos a los que acudir sólo si así lo decidimos, a los que hablar siempre de igual a igual, y no en calidad de pacientes cuyos derechos dependen de decisiones ajenas. Por el mismo motivo, también nos oponemos radicalmente a cualquier forma de mutilación genital a lxs bebés intersexuales, a excepción de aquellas intervenciones que se impongan por motivos estrictos de salud. El propio sujeto intersexual es quien debe decidir, con plena autonomía, qué hacer o qué no hacer con su propio cuerpo.

Como disidentes del género, exigimos la retirada de la mención de sexo del DNI. Muchxs de nosotrxs se identifican como hombres o como mujeres, pero todxs sabemos que no existen sólo dos géneros. También sabemos que el único objetivo de que nuestro sexo legal aparezca en nuestros documentos de identidad es el de facilitar la labor de la Policía del Género.

Contra los dictados del binarismo normativo, jurídico y psiquiátrico pero también social, luchamos por habitar un mundo donde quepan muchos mundos, muchos cuerpos y múltiples formas de vivir y de reinventar el placer. Los cuerpos trans son tan diversos como deseables. Muchos de ellos se sitúan fuera del paradigma normativo de funcionalidad sexual centrado en la penetración. Los cuerpos trans tienen una potencialidad enorme para subvertir los estereotipos en las prácticas sexuales y las formas binarias de categorizar las corporalidades. Posibilitan nuevas formas de crear y autogestionar el placer más allá de las fronteras heteronormativas. Participamos de una larga tradición feminista en contra de los restringidos roles de género y de sexualidad heteropatriarcales, a la par que impulsamos al propio feminismo a un proceso de renovación permanente: el feminismo será transfeminista o no será.

Como trans que encontramos en el trabajo sexual un último recurso frente a la exclusión que sufrimos en el mundo laboral, como trans que exigimos que la transfobia deje de interponerse en nuestra vida profesional pero, también, como trans que escogemos el trabajo sexual porque nos da la gana, exigimos, un año más, que se reconozcan los derechos laborales de lxs trabajadorxs del sexo. Derechos que nos preocupan especialmente en el caso de lxs trabajadores sexuales migrantes: el trabajo sexual no debe ser una excusa para sufrir el acoso policial y acabar en un CIE para ser deportadx. El trabajo sexual, como cualquier otro trabajo, debe servir también como medio para regularizar la situación administrativa de la población migrante.

A lo largo de este Octubre Trans, un año más, no permaneceremos calladxs. La campaña internacional por la despatologización trans (STP 2012) nos reúne con 70 ciudades de todo el mundo en un esfuerzo activista sin precedentes para exigir a gobiernos y organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) que pongan fin a la patologización de todas las expresiones, trayectorias e identidades de género. Sólo así se podrá superar la transfobia contenida en leyes, normativas y protocolos de intervención sanitaria.

Un año más, salimos a las calles. Un año más, seguimos luchando. Lxs disidentes del género queremos que se nos escuche:

¡¡¡Basta ya!!!

La transexualidad no es una enfermedad.
La transfobia, sí.

Anuncios

Adjuntamos más abajo el texto de la Huelga de Género convocada por la Asamblea Transmaricabollo de Sol en el contexto del Octubre Trans Madrid 2011. El documento será presentado en la tercera sesión de debate del Octubre Trans a realizarse este miércoles 19 de octubre a las 19 horas en el centro social Casablanca (calle Santa Isabel 23, Matro Antón Martín) cuyo tema central serán las implicaciones de las luchas de las disidencias de género y sexualidad en el marco del 15M.

AGENDA OCTUBRE TRANS ESTA SEMANA

Miércoles 19 de Octubre
Actividad: Asamblea Octubre Trans 2011
Tema: Asamblea sobre la lucha trans y las implicaciones políticas de las disidencias sexuales y de género en el contexto del 15M
Hora: 19 Hrs
Lugar: CSO Casablanca. Calle Santa Isabel 23. Lavapiés. Metro Antón Martín
Organizan: Asamblea Octubre Trans 15M Madrid

Presentación de las conclusiones / resúmenes de los dos talleres- conversatorios previos.
Presentación de la campaña internacional por la despatologización trans
Presentación proyecto y actividades en torno a la “Huelga de Género” a cargo de la Asamblea Transmaricabollo de Sol.
Debate sobre la lucha trans y las implicaciones políticas de las disidencias sexuales y de género en el contexto del 15M.

MANIFESTACIÓN OCTUBRE TRANS 2011 + PERFORMANCE
Sábado 22 de Octubre 2011, 19 Hrs.

Desde Plaza Lavapiés a Puerta del Sol.

FIESTON OCTUBRE TRANS 2011
SABADO 22 OCTUBRE 22HRS. en KOALA (Calle Adelfas 26, Metro Pacífico)


Huelga de Género

Las identidades binarias de género (mujer y hombre) son instrumentos históricos de dominación que se sitúan en la base de los sistemas económicos y de poder que articulan el capitalismo actual. Estas identidades, lejos de ser universales, son arbitrarias y se imponen a las personas desde el sistema médico-legal con la finalidad de inscribirlas en un modelo de producción basado en la familia nuclear heterosexual.
Las identidades binarias de género se adscriben a  las personas cuando nacen a través las categorías de sexo biológico (hembra y macho), que implican una reducción de la sexualidad a la genitalidad y de esta a su funcionalidad en el marco de la reproducción heterosexual.Pero la sexualidad no se reduce ni a la genitalidad ni a la reproducción… entonces, ¿para qué usamos la distinción mujer-hombre, sino para generar diferencias de clase?Las personas intersexuales, que nacen con una anatomía genital no claramente identificable en términos de sexo masculino o femenino, son habitualmente operadas al poco tiempo de nacer con la finalidad de inscribirlas en el sistema binario de dominación. Mientras, la transexualidad y el travestismo son considerados una enfermedad en los manuales médicos y en leyes aprobadas por este Gobierno con disforia política.Por ello defendemos la despatologización de las personas trans, demandamos la eliminación del  patologizante requisito de diagnostico de “disforia de género” para el cambio registral de nombre y sexo, la eliminación de los plazos de hormonación obligatoria que condenan a la mayoría de las personas trans a la esterilidad, así como el acceso de las personas inmigrantes y de lxs menores al protocolo de cambio de nombre y sexo.

Por último, reclamamos la eliminación de los protocolos médicos de normalización binaria para personas trans e intersexuales (como el test de la vida real, cirugías de normalización genital, etc.), y defendemos la lucha de muchas personas trans por una reasignación de género frente a los problemas con que se encuentran para ello.

A su vez hay personas transgénero que no se identifican ni como hombres ni como mujeres, las hay que reivindican identidades en tránsito o trayectos de género, y otras que reivindican un género neutro, que inventan otros géneros, o que rechazan la identidad de género en su conjunto. Cualquier persona puede legítimamente, si lo desea, rechazar esta identidad que se nos ha impuesto a tod@s de forma arbitraria para asimilarnos en el sistema global de dominación.

Esto no solo es una opción legítima de cada persona sino también una lucha solidaria con las personas trans e intersexuales por la violencia sistemática que sufren, tanto por parte del sistema médico-legal como de la sociedad en general, una violencia que sufren también todas las personas que no encajan en las normas sexuales y de género y que de forma implícita afecta a todas las personas, ya que todas somos sometidas a la identificación binaria, lo queramos o no, sin otra alternativa posible por parte del sistema.

Por ello convocamos una huelga global de género durante el octubre trans, con posible prórroga indefinida, en la que cualquier persona, de cualquier edad, clase, procedencia, o condición y en cualquier lugar del mundo, podrá rechazar por un tiempo indefinido, la identidad de mujer o de hombre que se le haya impuesto.

¿Como se lleva a cabo la huelga de género?

  • Manifestando públicamente siempre que se tenga ocasión la no identificación como hombre ni como mujer y el rechazo a estas categorías de dominación, e identificándose como de-generad@.
  • Cuestionando y subvirtiendo los roles y comportamientos de género binario que cada persona asume en su vida cotidiana (formas de vestir y de apariencia, lenguaje corporal, etc.)
  • Entrando en los baños del sexo-género opuesto al adscrito a cada persona en todos aquellos lugares en los que los baños se separan en función de las categorías binarias de hombre-mujer; en  solidaridad con las personas trans y la violencia que sufren cotidianamente en los baños de locales públicos.
  • Reclamando en las tiendas de ropa tallas y modelos que no estén diferenciados en función del sexo-género binario.
  • Rehusando rellenar formularios impresos u online, oficiales o de otro tipo, en los que sea obligatoria la mención de género y presentando reclamaciones ante las entidades correspondientes exigiendo la corrección del formulario para que incluya la posibilidad de no identificarse ni como hombre ni como mujer.
  • Elevando recursos ante los tribunales locales, autonómicos, estatales, europeos e internacionales, solicitando la no adscripción a ningún genero binario y que la mención a esta desaparezca del DNI y demás documentos oficiales para todas las personas que lo deseen.

ASAMBLEA TRANSMARICABOLLO DE SOL.

Manifestación Octubre y Fiesta Trans - Octubre Trans Madrid 2011